Connect with us

La Caravana All Boys

Lo están matando

Futbol Profesional

Lo están matando

Lo están matando

All Boys cerró uno de sus peores últimos años con una derrota lapidaria, la cual radica en la aceptación sin atenuantes de jugar sin su público. En este contexto, la caída frente a San Telmo es anecdótica, o mejor dicho, es un condimento más en un panorama desolador y alarmante.

La jornada del último sábado seguramente es una de las más triste en los 105 años de vida del Club Atlético All Boys. Su nombre lo dice, Club, que por estas horas no es tal, o en parte lo cumple en su totalidad. Claro que hay diferentes actividades deportivas que se desarrollan a pulmón, pero a la ya falta de un espacio de encuentro entre sus socios, se le agregó el cierre de las tribunas, el único lugar de reunión que le quedaba el hincha. Por esta razón, el dolor caló hondo en la familia alba, cuyos miembros buscaron otras alternativas mientras se disputaba el partido frente a San Telmo. Algunos debieron masticar bronca y mirarlo por tv, otros ni siquiera se conformaron con eso, y algunos hasta se juntaron en los alrededores de la cancha para alentar desde afuera. En todos los casos la sensación fue la misma, les quitaron la posibilidad de ver al equipo del barrio, de sus viejos, abuelos, tíos y amigos con sus seres queridos.

En tiempos que All Boys necesita más que nunca incrementar su masa societaria, que el asociado se acerque, prohibirles su ingreso a la cancha significa cerrar la principal vía de intercambio de los hinchas. Es decir en las tribunas nacieron los grupos de trabajo, las ideas, que encima escasean. En este marco el horizonte es oscuro, la clausura del estadio golpeó aún más a una CD a la que le quedan pocas fuerzas, si encima con la determinación de jugar a puertas cerradas se aleja aún más al socio, entonces todas las flechas parecen indicar la salida hacia un mecenas que arribe presumiendo cuantiosas inversiones y éxitos deportivos. Una trama harto conocida, pero más preocupante ahora con el acecho de las SAD. No agotar todas las instancias al alcance para lograr el regreso de los simpatizantes, es como dejar abandonado en un geriátrico a un abuelo, que todavía tiene mucho por vivir, y esperar que se muera. Un club vacío de socios es ideal para aquellos que deseen privatizarlo.

Por lo tanto, si bien indigna, da bronca, y hasta genera cierto agotamiento, el socio no debe bajar los brazos. Hechos como este deben preocupar, activar propuestas, movilizarse, como el banderazo del 27 de noviembre pasado. Hay que estar atentos, porque lo único que importa es conservar el club, el regreso al Nacional B tarde o temprano será, en algún momento el equipo de Pablo De Muner logrará cortar esta racha negra de derrotas consecutivas, para eso hay tiempo. No lo habrá cuando el asociado no tenga poder de decisión.

Deja tu opinion sobre la nota!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Futbol Profesional

Seguinos en Facebook

Más leídas

Futbol Profesional

Mamarrachos Unidos

Futbol Profesional

Los 9 vienen. ¿Los goles?

Futbol Profesional

Vergüenza

To Top