Connect with us

La Caravana All Boys

Futbol Profesional

Todos Obreros

Todos Obreros

All Boys despejó dudas, poniéndose el overol para trabajar una clasificación, complicada en la previa, pero que mediante el orden táctico y el sacrificio, como banderas, supo lograr de manera convincente, siendo muy superior a un rival que asomaba como favorito. Por la magnitud del partido, los condicionantes propios y ajenos, favorables a Acasusso, el equipo de la dupla reflejo su mejor actuación del año para quedar a 180 minutos de un ascenso, que parecía una utopía semanas antes.

La derrota en Floresta contra la UAI Urquiza marco un punto de inflexión para los dirigidos por Gustavo Bartelt y Pablo Solchaga. A partir de entonces se advirtió un cambio notable de carácter, basado en un mayor despliegue en cada sector del campo de juego y una actitud manifiesta de no dar ninguna pelota por perdida. Sin embargo, dichas virtudes no eran suficientes puesto que no se complementaban con un orden táctico y una estrategia clara de juego. Justamente carencias que suplió en la noche del lunes, y a la cual le agregó una pizca de eficacia para convertir al minuto de juego, en el primer ataque. Una receta que siguió al pie de la letra para mantener la ventaja y ser dominador del trámite, cediendo la tenencia de la pelota, pero cerrando todos los circuitos de juego del local, ahogado en la impotencia propio del sorprendente rendimiento colectivo del Albo.

Una actuación convincente, sólida y compacta, que contó con el sacrificio y la potencia de Milton Céliz, las atajadas de Joaquín Pucheta,y el poder de ubicación para cortar y distribuir la pelota de Osvaldo Ramírez. Cabe resaltar el retroceso en bloque y con orden  de  los volantes, para complementarse con los defensores. Corrigiendo así un déficit habitual en la era Soochaga- Bartelt.

Sin embargo, cuando maduraba el nocaut, fiel a su costumbre de sufrir, All Boys les dio una vida más a los de Pipo Marin, también gracias a la ayuda arbitral, mediante un penal por un mero roce entre Gonzalo García y su marca.

Una vez más un partido liquidado culminó en un suplicio, pero el pitazo final fue el alivio y desencadenante de una euforia impensada durante el semestre. Propio de un club conectado a un respirador artificial por una aguda crisis económico- institucional, con un plantel armado en base a conveniencias y amiguismos, con un cuerpo técnico improvisado de apuro, y naufragando en una categoría con equipos de menor envergadura, plagada de irregularidades y referatos mafiosos. Por todos estos factores disputar la final por el quinto ascenso resultaba impensado, una fantasía y hoy es una realidad a aprovechar para regresar al Nacional B en un año, y principalmente como impulso de la reconstrucción social y económica que implora con urgencia la institución de Floresta, en tiempos de recambio de directivos.

Deja tu opinion sobre la nota!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Futbol Profesional

Seguinos en Facebook

Más leídas

Futbol Profesional

Los 9 vienen. ¿Los goles?

Futbol Profesional

En Ruinas

Futbol Profesional

Mamarrachos Unidos

Futbol Profesional

Vergüenza

To Top